Vie. Feb 23, 2024

Ciudad de México.- El 31 de octubre del 2023 la Cámara de Diputados aprobó reformas a la Ley General de la Salud en materia de objeción de conciencia para personal médico y de la salud, esta discusión viene de una resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) relacionada con quienes deciden excusarse de participar en algún procedimiento médico, como el aborto voluntario y ahora es turno de llevarlo al Senado donde se analizará la propuesta, de aprobarse Morena busca darle seguimiento a la ruta de discusión en este periodo ordinario, que inició el 1 de febrero, y que no sea un obstáculo legal.

Cabe señalar que hay más de 60 asociaciones y decenas de profesionales de la salud quienes expresaron su rechazo a las recientes reformas a la Ley General de Salud sobre el derecho a negar un acto médico que está por debatirse en el Senado de la República, como el Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM: «la objeción de conciencia es la negativa individual o institucional a realizar ciertos actos o participar en actividades que entran en conflicto con las creencias personales, éticas, religiosas o morales de una persona o entidad».

La objeción de conciencia surgió por la reacción de grupos conservadores por las resoluciones de la SCJN para reconocer derechos reproductivos de las mujeres, como el aborto, por eso en 2018 se hizo una reforma a la Ley General de Salud y en el artículo 10 Bis dice que el personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Nacional de Salud podrá “ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta ley”, solo cuando la vida del paciente está en riesgo o cuando hay una urgencia médica.

Esto ha permitido que el derecho de las mujeres a abortar voluntariamente se enfrente a obstáculos en la práctica.

Ante esa reforma a la Ley General de Salud, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) interpuso una acción de inconstitucionalidad en junio de 2018 ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación, bajo el argumento de que esto va en contra del derecho a la protección de la salud de las personas; además de considerar que había una deficiente regulación de la objeción de conciencia, la acción de inconstitucionalidad 54/2018 fue resuelta por el pleno de la Corte el 21 de septiembre de 2021.

¿Qué dijo la Comisión Nacional de Derechos Humanos sobre el tema?

La CNDH precisó en ese momento que la reforma vulnera los principios de seguridad jurídica, legalidad y supremacía constitucional, al imponer restricciones al derecho de protección de la salud, al permitir que el personal médico y de enfermería pueda excusarse de participar en la prestación de servicios.

Además estableció que era una restricción del derecho de protección a la salud que no se encuentra prevista en la Constitución federal y que, además, se traduce en la vulneración de los principios de seguridad jurídica, legalidad y supremacía constitucional ya que el Congreso y la Secretaría de Salud no están habilitados constitucionalmente para establecer restricciones al derecho a la salud.

Ante estos argumentos, la SCJN declaró inconstitucional la reforma de 2018 y exhortó al Congreso a regular de manera urgente y prioritaria el tema. Al respecto, el ministro ponente de dicha determinación, Luis María Aguilar Morales, refirió que se trata de un avance en materia de derechos humanos y esperaba que tras la resolución, todos los juzgados tomen en cuenta la interpretación de la Corte y que el Poder Legislativo realice una actualización al marco jurídico referido.

Por ello, el 30 de octubre de 2023, la Cámara de Diputados para cumplir con el exhorto de la Corte, aprobó una reforma a la Ley General de Salud para reglamentar la objeción de conciencia del personal médico profesional y de enfermería, enriqueciendo con lineamientos y estándares de validez que fijó la Suprema Corte. Todavía falta que esta reforma se discuta y, en su caso, se apruebe por el Senado de la República para que pueda entrar en vigor previa publicación oficial.

¿Qué es objeción de conciencia?

La definición de la objeción de conciencia es el derecho individual que tiene el personal médico profesional y de enfermería adscrito al Sistema Nacional de Salud, para excusarse a realizar un acto médico, legalmente aprobado y jurídicamente exigible, al considerarlo incompatible con sus convicciones religiosas, principios morales o de conciencia ética.

La Secretaría de Salud deberá garantizar, en todo momento, contar con personal médico profesional y de enfermería que no sea objetor en cada una de las unidades del Sistema Nacional de Salud. Esto asegurará la atención médica de todas las personas sin ningún tipo de discriminación, en tiempo y forma.

Ahora, solo podrá ejercer el derecho a la objeción de conciencia el personal médico y de enfermería que participe directamente en los procedimientos sanitarios que se sujeten a la objeción. Ninguna persona podrá ser obligada a declararse como personal objetor. Si el personal médico o de enfermería quiere ejercer el derecho a la objeción de conciencia, tendrá que informar a la institución donde trabaja. 

El escenario en el que no se puede invocar la objeción de conciencia es cuando la vida del paciente esté en riesgo, cuando se trate de una urgencia médica y cuando “implique una carga desproporcionada para el paciente”. De igual forma, no procederá cuando no haya suficiente personal de salud no objetor, cuando la negativa del procedimiento ponga en riesgo la vida de la persona, cuando esto produzca un daño o el daño se haga más grave, o cuando haya posibilidad de secuelas y/o discapacidades en la o el paciente.

Médicos y oposición contra negar acto médico

Francisco Molina, presidente del Colegio Mexicano de Medicina General, expresó que reclaman su autonomía y libertad como profesionales de la salud : “exigimos el derecho que nos corresponde a la objeción de conciencia y que se nos permita ejercer nuestros derechos, así como libre ejercicio profesional”, al referirse a la reforma aprobada por diputados a la Ley General de Salud que limita a los profesionales de la salud a negarse a realizar un procedimiento contrario con sus convicciones éticas, personales o religiosas.

El exsecratario de Salud, José Narro, manifestó que con la Ley que aprobó la Cámara de Diputados, lo único que se logrará es una persecución contra el personal médico y enfermeras, ya que “busca criminalizar y sancionar a quienes hagan valer la objeción de conciencia en las instituciones de salud”.

El también ex rector de la UNAM dijo que que esta ley se hizo sin tomar en cuenta la opinión de los profesionales de la salud y se dejaron fuera del análisis de la reforma algunas propuestas que estaban en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados.

“El resultado final atenta contra esa libertad esencial que debe tener los profesionales de la salud para actuar de conformidad con sus convicciones, con sus creencias, con su ética por su capacidad de ver y analizar las situaciones profesionales y de manera simultánea atender el derecho la protección de la salud de las personas de los pacientes que acuden con ellos”, expuso.

El doctor Francisco Molina, a nombre de 60 organizaciones y colegios médicos que agrupan a cerca de un millón de profesionales, reclamó el derecho del ramo a la objeción de conciencia.

“Rechazamos la criminalización del ejercicio del derecho a la objeción de conciencia, nos manifestamos y reclamamos nuestra autonomía como profesionales de la salud y exigimos el derecho que nos corresponde a la objeción de conciencia y que se nos permite ejercer nuestros derechos así como el libre ejercicio profesional”, dijo.

Por su parte, el diputado del PAN, Éctor Jaime, integrante de la Comisión de Salud en San Lázaro, manifestó que Morena y aliados no permitieron que se discutiera a fondo el tema y no permitió los foros necesarios, por lo que exhortó al Senado a dialogar con los profesionales de la salud.

“El llamado es para que el Senado de la República tenga un parlamento abierto y se pueda escuchar los errores que cometieron los legisladores de Morena y asociados a ser inválido el derecho a la salud, pues un tema central era que ni siquiera quedaba claro que es el derecho a la objeción de conciencia y en el propio dictamen que fue aprobado no quedó claro si fue como un pretexto médico o es un derecho”,

CIMAC

TE PUEDE INTERESAR:

2 comentarios en «Senado discutirá:»objeción de conciencia médica». Repuntan controversias»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *