Lun. Feb 26, 2024

Por Álvaro Delgado

Está claro que el Presidente Andrés Manuel López Obrador conoce a detalle las redes de corrupción de Enrique Peña Nieto y ha decidido dejarlo impune, porque eso es lo único que garantiza el Fiscal Alejandro Gertz, pero esta aberración sólo ha generado una sublevación del PRI: en el Estado de México, entraña del Grupo Atlacomulco, este partido ha tomado el control absoluto del órgano electoral para ganar a la mala la gubernatura.

La hegemonía del PRI en el Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), a lo que no es ajeno Peña, sólo significa que este partido y sus aliados tienen garantía plena de que todas las trapacerías que cometan resultarán impunes, en una elección de gobernador el próximo año que le representa, si no ganar la Presidencia de la República en 2024, al menos la posibilidad de no extinguirse y resurgir.

Salvo que sea para romper la alianza del PRI con el PAN y el PRD en ese estado y en la elección presidencial, no se entiende la pasividad del gobierno de López Obrador ante el desafío de colocar en la presidencia del IEEM a Amalia Pulido Gómez, una politóloga del CIDE que de inmediato fue rodeada de asesores priistas y que se suma a una mayoría de consejeros adictos al régimen estatal.

Con el impulso de Lorenzo Córdova y Ciro Murayama, la designación de Pulido Gómez, de 33 años de edad, fue aprobada por unanimidad de las y los consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE), pese a sus vínculos con la élite del priismo mexiquense, camuflados con discursos de equidad de género.

Por ejemplo, el esposo de la Consejera presidenta del IEEM, Bernardo Almaraz Calderón, forma parte del equipo del gobernador priista Alfredo del Mazo, quien lo designó, en octubre de 2020, titular del Consejo Mexiquense de Ciencia y Tecnología, y es hermano de Felipe, exdiputado local del PRI en el sexenio de Arturo Montiel Rojas, tío de Peña Nieto.

Almaraz Calderón también trabajó en el gobierno federal de Peña Nieto como asesor en la Comisión Nacional de Seguridad Nacional y en la Secretaría Técnica del Consejo de Seguridad Nacional, así como director general en la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con Gerardo Ruiz Esparza.

Y una vez que rindió protesta como presidenta del IEEM, Pulido Gómez designó como coordinador de asesores a Yuri Gabriel Beltrán Miranda, quien fue Consejero electoral de la Ciudad de México, impulsado por el PRI, y uno de los principales asesores es Jorge Gómez Bravo Topete, el coordinador de agenda de Luis Videgaray cuando fue Secretario de Hacienda y hasta hace unos días funcionario del Gobierno de Del Mazo.

Con este elenco de funcionarios clave el mensaje es muy claro: El órgano electoral que debe garantizar imparcialidad, legalidad y objetividad es una dependencia más del Gobierno del Estado de México y es obvio que favorecerá al candidato del PRI y de sus aliados a gobernador en 2023.

Esta conducta facciosa del IEEM está en curso ante el abierto proselitismo de los aspirantes a la candidatura a Gobernador del PRI, como Alejandra del Moral, y del PAN, Enrique Vargas del Villar, quienes ilegalmente se promueven en espectaculares en las principales vialidades del estado y en reuniones abiertamente proselitistas.

Pero el órgano electoral también ha sido omiso en el abierto proselitismo de otros aspirantes de Morena, como el Senador Higinio Martínez, jefe del Grupo de Acción Política (GAP) al que pertenece Delfina Gómez, la Secretaria de Educación Pública que se perfila como aspirante a la gubernatura, y el Alcalde Juan Hugo de la Rosa.

Morena parecía imparable para ganar la gubernatura, pero en las elecciones de 2021 la coalición PRI-PAN-PRD le arrebató importantes enclaves y lo igualó en votos, cada uno con 42 por ciento, por lo que se perfila una elección tan cerrada como la de 2017.

Morena, con Delfina Gómez, obtuvo más votos que el PRI, con Del Mazo, pero la diferencia a favor de éste fueron los sufragios que aportó el Partido Verde Ecologista de México, que ahora es aliado del partido del Presidente López Obrador.

En una elección así de cerrada es clave la actuación u omisión del órgano electoral y éste ya lo controla el PRI de Peña y de Del Mazo. Y esto significa que el expresidente no sólo seguirá impune, sino que, con su primo Gobernador, mantendrá al Estado de México como su hacienda.

Eso está haciendo Peña desde España. Qué jodido.

Lee el texto original en SinEmbargo

TE RECOMENDAMOS LEER: https://www.elcoahuilense.com/opinion/columnas-nacionales/alito-preso-o-fugitivo/

2 comentarios en «Peña trama la rebelión»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *