Mié. Feb 28, 2024
Invasores Frontera

La madrugada de este martes, autoridades de Coahuila desalojaron a más de 300 invasores que se habían apropiado de un terreno ubicado sobre el libramiento Carlos Salinas de Gortari, en el municipio de Frontera; más tarde el ayuntamiento se blindó con vallas y policías para evitar que los llamados posesionarios llegaran a reclamar.

Desde hace 10 días el grupo permanecía en este espacio e incluso una mujer aseguró que los terrenos los había reservado Dios para ellos, sin embargo, hoy los elementos de las corporaciones estatales se presentaron para retirarlos del lugar.

El alcalde de Frontera, Roberto Clemente Piña Amaya, confirmó el desalojo, además de asegurar que “hacer lo correcto no es sencillo ni cómodo”, debido a que existía una solicitud del propietario del predio para que se liberara.

LEE TAMBIÉN: Presentan plan para un Torreón sustentable y contra el cambio climático

De igual manera, el edil explicó que el desalojo encabezado por policías estatales se llevó a cabo de forma pacífica, en orden y conforme al marco de legalidad.

“No podemos estar en favor de actos que le den a la ciudad una ruta que es sumamente peligrosa y no correcta, no construye quien hace ejercicios de ser gandallas con base en mentiras y cosas ilegales”, añadió.

No obstante, los posesionarios se dijeron traicionados por el alcalde debido a que, argumentaron, nunca les llegó notificación, el desalojo se realizó de manera repentina y con maquinaria que derribó sus toldos.

«No se tenía una carta de aviso, nada más llegaron en la madrugada y nos desalojaron. Dice que nadie pasa por encima de la ley y yo digo que sí pasa por encima de sí misma, queríamos que nos dijeran primero que desalojáramos el lugar», señaló un hombre identificado solamente como Édgar.

«Confiábamos en el gobierno del estado, confiábamos en el alcalde Roberto Piña, pero ya vi que no, traicionó a los fronterenses más necesitados», señaló.

Durante el día, se colocaron vallas frente a la presidencia municipal de Frontera, que fue resguardada por un grupo de elementos de la Policía local ante el rumor de que los posesionarios llegaran a reclamar al alcalde que los hayan desalojado.

TE PUEDE INTERESAR:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *