Jue. Feb 29, 2024

CDMX.– Gerardo Fernández Noroña, Diputado con licencia del Partido del Trabajo (PT) y quien contiende por la candidatura presidencial de la Cuarta Transformación, afirmó que él “es el más de izquierda” de los seis aspirantes del movimiento, aunque aclaró que cualquiera podría dar continuidad al proyecto iniciado por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Fernández Noroña descartó que pueda haber una ruptura de aquí a 2024 y consideró en entrevista con Los Periodistas, programa que se transmite en el canal de YouTube de SinEmbargo Al Aire, que en realidad sólo él y Claudia Sheinbaum Pardo son quienes representan a la izquierda como tal entre los contendientes presidenciales de la 4T. En su caso, destacó su formación marxista universitaria: “Tengo todo el pensamiento marxista, académico universitario de una solidez absoluta”.

—¿El de más perfil de izquierda de los seis prospectos es usted? —se le cuestionó.

—Sin duda, yo diría que eso sí no me lo deberían regatear.

—¿Quién es el de menos?

—Yo creo que (Manuel) Velasco (del Partido Verde Ecologista de México), yo los respeto, no les falto al respeto por decir lo que representan. Velasco es el que menos.

En ese sentido, Noroña puntualizó que le sigue Ricardo Monreal, a quien identificó en el nacionalismo revolucionario “con un pragmatismo feroz y con una vena que a mí me toca el nervio, que es que le vale madre el Estado laico”. De igual forma apuntó que Adán Augusto López Hernández también es parte de ese nacionalismo revolucionario.

Posteriormente indicó que Marcelo Ebrard es social demócrata y que tiene una agenda progresista, “sobre todo en determinados temas que le llaman algunos la agenda 2030. Los derechos de la comunidad gay, muy importante (que la Ciudad de México) es la primera entidad donde se respetó el derecho a las mujeres a decidir sobre su cuerpo, el primero y eso fue en su Gobierno, eso hay que reconocérselo porque es la hora que en la Constitución no está”.

“Luego (está) Claudia (Sheinbaum) que sin duda es una mujer de izquierda preparada, muy cercana al compañero Presidente y de izquierda. Los dos de izquierda somos Claudia y yo”, consideró Fernández Noroña en la charla que se llevó a cabo el domingo pasado, a horas de que iniciara de manera formal la contienda interna de la 4T para designar por medio de encuestas al que será su abanderado en 2024.

— ¿Ve la posibilidad de una ruptura? —se le cuestionó más delante.

Posteriormente indicó que Marcelo Ebrard es social demócrata y que tiene una agenda progresista, “sobre todo en determinados temas que le llaman algunos la agenda 2030. Los derechos de la comunidad gay, muy importante (que la Ciudad de México) es la primera entidad donde se respetó el derecho a las mujeres a decidir sobre su cuerpo, el primero y eso fue en su Gobierno, eso hay que reconocérselo porque es la hora que en la Constitución no está”.

“Luego (está) Claudia (Sheinbaum) que sin duda es una mujer de izquierda preparada, muy cercana al compañero Presidente y de izquierda. Los dos de izquierda somos Claudia y yo”, consideró Fernández Noroña en la charla que se llevó a cabo el domingo pasado, a horas de que iniciara de manera formal la contienda interna de la 4T para designar por medio de encuestas al que será su abanderado en 2024.

— ¿Ve la posibilidad de una ruptura? —se le cuestionó más delante.

En ese sentido, el tres veces Diputado federal —quien siempre ha llegado al Congreso por medio del voto directo— cuestionó que se busque minimizar su participación en el proceso interno de Morena e indicó que ya varias encuestas lo colocan en el tercer lugar.

“Tercer lugar en la mayoría (de las encuestas), sin nada, ni un espectacular ni una barda, ninguna revista que me entrevistó, nada”, declaró al tiempo que contrastó cómo, por ejemplo, la imagen de Adán Agusto está presente en todo el país. “Ahora que dijo que donaba los cinco millones (de pesos que dará Morena de financiamiento a sus militantes). Yo dije en la rueda de prensa, pues hubiera donado mejor lo que ha gastado en los espectaculares. Claudia tiene también un buen, pero yo creo que Adán Augusto es el que más. Marcelo tiene por lo del libro, te hacen estas maneras. Yo nada”.

El Diputado con licencia comentó que el líder máximo del PT, Alberto Anaya, también dijo que le iba a dar cinco millones para el proceso interno, “pero yo hasta no ver no creer porque porque como dice el refrán: ‘el prometer no empobrece, el dar es lo que aniquila’”.

Gerardo Fernández Noroña ha dicho en reiteradas ocasiones que aunque es Diputado por el PT su trayectoría se ha forjado en el movimiento de López Obrador, a quien ha cuestionado por no haberlo invitado a algunos actos a los que acudieron los otros aspirantes. Lo cierto es que negó que tenga diferencias con López Obrador, a quien ha sostenido que respeta y de quien considera que puede ser su sucesor.

“Yo le tengo respeto, reconocimiento, admiración, siempre lo he dicho y lo repito y lo reitero y es de corazón”, expresó.

Noroña reconoció que no ha hablado con él últimamente, no obstante refirió que eso no es determinante pues comparten una misma visión de Gobierno. “No necesitamos hablar para coincidir, ha habido gente sobre todo en la época de 2006-2012, porque yo fui vocero del PRD, fui vocero del plantón. Entonces, había gente que pensaba que me hablaba en la mañana, me decía ahora tienes que irte a madrear tal, pero no. Hay un nivel de coincidencia impresionante y lo mantenemos, pero en la vida hemos hablado, él y yo, así bilateral, pocas veces”.

Gerardo Fernández platicó que busca ser Presidente porque cada vez tiene más claro que sí se requiere un perfil como el suyo al frente del Gobierno de México. “Yo no tengo ningún acuerdo con ningún grupo económico. Es más, no hay un empresario que me esté apoyando. Fíjense lo que les digo, ni siquiera del movimiento, uno, nada. Hay quien se acerca y me dice tal, y como ven que el dinero me vale madre… Compañeros, estoy hablando de compañeros que son empresarios y que podrían ayudarme”, apuntó.

No obstante aclaró, que el que no tenga un acuerdo no implica que no pueda sentarse a hablar con la oligarquía empresarial. “Con el empresariado claro que pudiera hablar, yo tengo una anécdota de cuando fui dirigente los deudores de la banca, hice una huelga de hambre para que Antonio del Valle nos recibiera y nos recibieron después de 10 días y empezamos a hablar del tema a ver cómo resolver las cosas y de repente me dice: ‘oiga, usted es muy razonable’. ‘Sí, claro’. ‘Pero entonces las manifestaciones…’. ‘Bueno, si hay que pelear peleo, pero si hay que resolver resolvemos’. O sea, no tengo yo problema”. Noroña se definió en ese aspecto como “un tipo firme, de convicciones, para nada que destruye”.

Cuestionado sobre cómo sería, por ejemplo, en un Gobierno suyo la relación con el Gobierno de Estados Unidos, apuntó que México tiene 90 por ciento del comercio y una vinculación durísima con Estados Unidos y Canadá. “Entonces, te tienes que mover con esas limitantes, con ese pragmatismo, sabiendo que Estados Unidos siempre ha sido un vecino difícil”.

Aunque más delante matizó: “Tenemos que sentarnos a discutir con Estados Unidos, todo el continente, porque México solo no es suficiente, pues ellos son el principal consumidor de drogas del mundo. No se pueden hacer locos en ese tema y mientras sean el principal consumidor de drogas va a seguir habiendo drogas. Son un mercado yo mostré en tribuna que los cárteles que distribuyen en México son los que distribuyen en Estados Unidos y no los tocan, pues se están haciendo los locos, son muy hipócritas porque es un motor fundamental de la economía de Estados Unidos junto con la venta de armas”.

Además señaló que en materia de seguridad, en México se tienen que fortalecer a las policías y seguir atendiendo a las personas más pobres del país, a quienes viven en situación de calle, por ejemplo. “Esos temas tienes que abordarlos de manera diferente para ir empezando a generar condiciones para que las Fuerzas Armadas regresen a los cuarteles. Hoy por hoy regresarlas a los cuarteles es una idea suicida, no hay quien garantice seguridad al país”.

En cuanto a las críticas que le han hecho por no haberse desempeñado en la administración pública federal, lamentó que cuando buscó ser Jefe de Gobierno de la capital se haya preferido a Miguel Ángel Mancera. Además apuntó que en Estados Unidos los presidentes llegan sin ninguna experiencia de gobierno, pues son casi siempre senadores de la República.

En el caso latinoamericano recordó que Lula da Silva no había gobernado sino que provenía de la lucha sindical, o Evo Morales, quien había sido parlamentario. “Lo desaforaron y lo hicieron pinole y de ahí regresó de la nada a Presidente de la República sin ninguna experiencia el mejor Presidente que ha tenido Bolivia”.

“Me descalifican con eso, ‘no ha gobernado’, pues no tienen carisma, mis compañeros no tienen carisma, punto. Más, poquito más, poquito menos, pero no tienen carisma en esencia: el que llega al corazón del pueblo soy yo, el que mueve conciencias soy yo, el que genera amor u odio soy yo, ningún otro. Ya lo dije”.

SinEmbargo

TE PUEDE INTERESAR:

Un comentario en «“Yo no veo una ruptura”»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *