Lun. Oct 2, 2023

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validó extender la permanencia de Mario Delgado y Citlalli Hernández en la dirigencia nacional de Morena y secretaría general del partido, respectivamente, hasta el 31 de octubre de 2024.

Con sólo dos votos a favor y cuatro en contra, el proyecto de la magistrada Janine Otálora que pretendía obligar a ambos personajes a concluir su mandato el 31 de agosto de 2023, tal y como se estableció cuando fueron elegidos, fue desechado.

La ampliación del período de Mario Delgado y Citlalli Hernández fue avalada en septiembre de 2022 por el III Congreso Nacional de Morena, a través de una modificación a los estatutos de dicho partido que consistió en agregar un artículo transitorio.

Dicho transitorio se incluyó un día antes de la realización del Congreso, por lo que la magistrada Otálora propuso declararlo inconstitucional al no permitir a los congresistas conocer oportunamente que la prórroga se sometería a votación.

“No se conocía a ciencia cierta el objetivo de la convocatoria o elección de las reglas (…) No hubo una anticipación, en mi opinión, suficiente para tener este pleno conocimiento”, indicó Otálora al presentar el proyecto.

Otro de los argumentos de la magistrada para proponer la inconstitucionalidad de la prórroga son las dos sentencias previas de la Sala Superior que establecieron que la dirigencia y secretaría general de Delgado y Hernández tenía que concluir en agosto de 2023.

En contraste, el magistrado Jose Luis Vargas dijo que los magistrados no pueden invalidar una decisión tomada por los congresistas de Morena, la cual dijo fue tomada por mayoría.

“En este proceso, el 74 por ciento de los asistentes votaron a favor de la reforma y para mi eso es un dato más que suficiente para señalar que hubo una votación y que esa votación no puede ser invalidada por un pleno de seis magistrados, precisamente porque sería tanto como atentar contra un proceso democrático que se dio con, evidentemente, algunas cuestiones que podrían ser mejorables pero que no cabe duda que se dio bajo los parámetros que establecen los propios estatutos del partido”, indicó.

Ante la determinación de los magistrados, dos mujeres gritaron desde el Pleno “sí no hay justicia para la militancia no habrá paz para la dirigencia” y se retiraron de la sala con John Ackerman y un reducido grupo de militantes.

Antes de iniciar la sesión, Ackerman aseveró en entrevista con medios de comunicación que hay “una falta de legitimidad de esta dirigencia” y advirtió que afectará a Morena en las elecciones presidenciales de 2024”.

El Sol de México

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *