Lun. Feb 26, 2024

Ciudad de México.- El Servicio de Administración Tributaria (SAT) nunca solicitó la constancia de situación fiscal, sino que son los patrones quienes la requirieron a sus empleados y no pueden condicionar el salario, aseguró esta mañana la titular del organismo, Raquel Buenrostro.

Durante su participación en la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, la jefa del SAT explicó que los datos que están en la constancia de situación fiscal ya los tiene el organismo, pero los patrones debían asegurarse de que coincidiera el código postal de la dirección fiscal del trabajador.

“Lo que sucedió es que la mayoría de las personas que tienen sueldos y salarios no conocen el código postal que tienen registrado, fueron los propios gerentes de recursos humanos de las empresas que mandaron a los trabajadores a conseguir el dato al SAT y el documento que contiene esa información es la constancia de situación fiscal”, explicó. 

Recordó que este año se hizo una reforma en la miscelánea fiscal para hacer obligatorio este requisito junto con el nombre y la razón social; originalmente, era a partir del 1 de julio, sin embargo, el 8 de junio pasado se extendió una prórroga para hacerlo efectivo hasta el 1 de enero de 2023. 

“Se dejó el trámite hasta el último, en mayo empezaron a llegar solicitudes de constancia, lo dejaron al final y condicionaron el pago. Ningún empleador puede condicionar el pago de ningún trabajador”, acusó y exhortó a los contribuyentes a que denuncien ante el SAT las amenazas recibidas.

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *