Mié. Feb 28, 2024

Ciudad de México.- Las iniciativas presentadas por el Presidente Andrés Manuel López Obrador al Congreso, a ocho meses de que se cumpla su periodo presidencial, tienen varios objetivos como el dejar marcado el eje rector de su proyecto político y ser utilizadas como anzuelo para atraer votantes de cara a las elecciones de este año, coincidieron Alejandro Páez Varela, Álvaro Delgado Gómez, Carlos Pérez Ricart y Héctor Alejandro Quintanar.

En esta entrega de ¬RADICALES, programa que se transmite en el Estudio B de SinEmbargo Al Aire, se abordaron los factores que pueden generar estas reformas presentadas por López Obrador. Señalaron, que además de tener fines electorales, también tienen un objetivo político pues buscan provocar a la oposición, que en este momento tiene la posibilidad de desecharlas.

“El Presidente López Obrador hace lo que no ha hecho casi ningún Presidente. Tradicionalmente, el Presidente llegaba y lanzaba una serie de iniciativas y este paquete de iniciativas pues traían el vuelo, el peso del que acaba de ganar, capital político y capital social que iban en el paquete completo, implícitos para garantizar que pasaran en el Congreso”, señaló Alejandro Páez Varela.

Páez Varela destacó que el Presidente se dio cuenta que aún había muchas cosas por hacer y que debían quedar establecidas en la Constitución, de ser posible, antes de finalizar su mandato. “La iniciativa es completamente inusual porque en efecto hay una parte que ya está trabajada, hay otra parte que contiene, premisas de gobiernos progresistas y por lo tanto son de derechos sobre los derechos del individuo”.

Alejandro Páez señaló que seguramente el Presidente tenga otros objetivos en mente además de buscar reformas estructurales con las iniciativas, pues dijo, las propuestas presentadas las ha venido empujando desde que era Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal.

“Es un documento sui generis, las 20 son un documento sui generis que tendrían entonces un segundo objetivo al presentarlas todas juntas, ¿cuál es ese segundo objetivo? Porque López Obrador siempre trae uno, dos y hasta tres objetivos en mente. Se trata de una especie de testamento porque recoge cosas que él viene empujando desde 2000 hasta 2006 o 2005 que sale de la Jefatura de Gobierno, o sea, es una especie de testamento en sí mismo las 20 iniciativas, pero es tarea para adelante también”.

Por su parte, Héctor Alejandro Quintanar destacó el momento en el que el Presidente presenta estas iniciativas, pues no es algo típico que un mandatario lo haga a punto de finalizar su gobierno.

“López Obrador es un personaje que en todos los espacios de su vida pública, de su trayectoria política, siempre ha estado fuera de los moldes convencionales, de los tiempos del viejo régimen y de la transición, es decir, para López Obrador no hay momento de descanso, no hay coyuntura específica, es hay que hacer lo que se tenga que hacer y si no se logra tal proyecto se tiene que replantear así hasta que salga o hasta que se logre cierto objetivo y si no se logra definitivamente, pues bueno, ya será porque hasta el último día se trató de implementar. Yo no pondría eso tanto como una cuestión eminentemente de la coyuntura electoral, aunque desde luego está vinculado”.

Héctor Alejandro Quintanar coincidió con Páez Varela en que algunas de las iniciativas presentadas por López Obrador vienen siendo trabajadas desde hace varios años y ponen sobre la mesa el eje rector de su proyecto político.

“Yo dividiría su paquete de propuestas en estas 20 tesis, algunas que ya vienen trabajadas, labradas, articuladas desde hace muchos años en el proyecto de nación, que ha propuesto y enarbolado por lo menos de manera formal desde 2005-2006 y otras son producto de innovaciones o de reacciones con base en lo que le tocó vivir en su sexenio de 2018 hasta hoy, entonces me parece que ahí está una clave para entender estas reformas, unas son simplemente para darle una formalización, una acentuación ideológica a lo que ha significado este sexenio y otras sí son parte de un proyecto que está inconcluso”.

En su intervención, Carlos Pérez Ricart indicó que las propuestas tienen dos motivaciones distintas, que pueden ser entrelazadas o no.

“La primera es electoral, el Presidente está pensando en el 2 de junio, no es casual el momento en que son presentadas, cinco de febrero, no hay campaña electoral, las candidatas no pueden hablar y justamente en ese momento viene Andrés Manuel López Obrador y presenta sus propuestas, propuestas que además son muy populares”.

Y la segunda, dijo, crear un proyecto transexenal para marcarle a Morena y al proyecto de la llamada Cuarta Transformación la ruta a seguir tras su retiro de la vida política del país.

“Está pensando en el siguiente sexenio. Aquí hay un proyecto transexenal bastante similar, si no fuera porque es completamente distinto, pero en la idea bastante similar a lo que fue el Pacto por México, es un proyecto transexenal, es algo que dice ‘el movimiento propone esta línea de continuación después del año 2018’, es una hoja de ruta que ciertamente hay que decirlo constriñe las capacidades y las posibilidades que tendrá Claudia Sheinbaum de generar su propio proyecto político y diferenciarse de lo que está proponiendo el Presidente”.

Pérez Ricart ahondó que las iniciativas presentadas por el Presidente podrían dividirse en tres grandes bloques expansión de derechos, recuperación de la rectoría del Estado y pulsión de centralización, y estas a su vez en dos partes, que son las que probablemente van a ser aprobadas y las que con toda seguridad no van a ser aprobadas en el marco del balance de poder que hay hoy en la cámara.

“Hay unas que casi por principio creo que están hechas y construidas para no aprobarse, como la situación con los plurinominales o como la elección abierta no solamente de magistrados sino de todo tipo de jueces, entonces yo creo que está hecha justamente para provocar el oposición y meterlas en un brete”.

¬RADICALES coincidieron en que ahora, Xóchitl Gálvez Ruiz y la oposición tendrán que enfrentarse a la disyuntiva de aceptar estas propuestas e ir con el Presidente o negarse ante una serie de propuestas que son muy impopulares.

“Nuevamente López Obrador demuestra el ajedrecista político que es, da un golpe en la mesa y la ficha está del lado de la oposición”, dijo Pérez Ricart.

En tanto, Álvaro Delgado dijo “que es claro que se trata de un conjunto de reformas de carácter eminentemente electoral, para influir en la contienda electoral”.

Coincidió en que además de los fines electorales también hay un objetivo político, el cual es mostrarle a los mexicanos que el proyecto de López Obrador va a continuar si Claudia Sheinbaum es electa Presidenta y si Morena consigue la mayoría constitucional en el Congreso.

“A mí me parece que en efecto López Obrador es un personaje que toda su carrera política ha estado pensando en elecciones, el asunto está en que el contenido de las elecciones para él es distinto al de otros políticos, me parece que eso es un punto que hay que resaltar porque no se trata de esta idea de ‘llegar a un cargo para que nos repartamos comisiones’, así como lo hace Marko Cortés”.

SinEmbargo

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Un comentario en «Por qué las 20 reformas: ¿Intromisión electoral, testamento, guía de AMLO al obradorismo?»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *