Vie. Mar 1, 2024

Ciudad de México.- En lo que se ha denominado un proceso ‘complejo’, las comisiones de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México ratificaron en el cargo a la fiscal, Ernestina Godoy Ramos, por cuatro años más.

“Se ratifica en el cargo a la Ciudadana Ernestina Godoy Ramos como Titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México por un periodo consecutivo adicional de cuatro años, a partir del 10 de enero de 2024 al 9 de enero de 2028”, señala el dictamen avalado y que será discutido en el pleno el próximo miércoles 13 de diciembre.

En una sesión virtual, que se alargó por más de dos horas, la votación quedó con 9 votos a favor y 5 en contra. El dictamen será enviado al pleno del Congreso local, donde se requiere una votación a favor de dos terceras partes de los legisladores que se encuentren presentes en el pleno.

Aunque la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso de la Ciudad de México aprobó la ratificación de la fiscal Ernestina Godoy, los diputados morenistas y aliados no tiene los votos suficientes para avalar este nombramiento en el pleno el próximo miércoles.

Si los 66 diputados asistieran a la sesión del pleno del próximo miércoles, se requerirían 44 votos para la ratificación. Actualmente, Morena y aliados cuentan con 38 votos, que podrían ser 39 si se suma el de Víctor Hugo Lobo, quien hace unos días renunció al PRD y se está alineando con Morena. A pesar de esta suma, no alcanzan los votos para la ratificación.

La Comisión recibió un total de 33 mil 246 opiniones de la ciudadanía, de las cuales 33 mil 245 opiniones fueron en apoyo a la ratificación, y solo una en sentido negativo. Por ello, Diego Garrido, Ricardo Rubio y Royfid Torres, del PAN y Movimiento Ciudadano respectivamente, criticaron el proceso de ratificación, arguyeron que no se cumplió a cabalidad con todo lo que marca la Ley Orgánica de la Fiscalía y la Constitución capitalina.

Desde antes de la ratificación, la titular de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) había señalado contar con el consenso favorable de cuatro de los cinco actores que conformaron este proceso: el Consejo Judicial Ciudadano, Consejo Ciudadano de la Fiscalía, de la ciudadanía en general y del Jefe de Gobierno. El aval del Congreso era el que faltaba, según la funcionaria por ‘una pequeña minoría, que no quiere que se mantenga en el cargo debido a su combate frontal a la corrupción’.

“Esta pequeña minoría solo se mira así misma y a sus intereses; seamos claros, la falta de acuerdos deviene de la implementación de la política criminal en materia de combate a la corrupción, lo que algunos llaman cínicamente persecución política. A ellos les digo: el combate a la corrupción es un mandato constitucional irrenunciable e impostergable: no vamos a dar marcha atrás”, sostuvo en entrevista virtual con los integrantes de la Comisión de Administración y Procuración de Justicia del Congreso capitalino, el pasado 21 de noviembre.

Esto en alusión a las carpetas de investigación que tiene sobre el llamado ‘Cartel Inmobiliario’, a través del cual, dijo, recibieron denuncias y llevaron a un juez cada una de las pruebas que sustentan las acusaciones, por lo que reiteró que no fabrican delitos.

Durante su intervención ante los diputados locales, la fiscal aseveró que no hay persecución política, ni fabricación de delitos, y que se ha sometido puntualmente a cada una de las etapas de este proceso de ratificación, el cual está establecido en la Constitución y en las leyes locales.

En aquella ocasión, el diputado Octavio Rivero Villaseñor (MORENA), presidente de la comisión, expresó que “este proceso ha sido complejo, pero siempre apegado a la ley, y en ningún momento ha fallado a los principios de transparencia”. 

Por su parte, Jesús Sesma, apuntó que se necesita continuidad en la Fiscalía, pero no como un cheque en blanco, sino como un voto de confianza a todo lo bueno que se ha hecho.

Aníbal Cáñez, del PAN, se limitó a quejarse por el formato virtual de la comparecencia, sin despegarse de ese guion; y Royfid Torres, de Movimiento Ciudadano, criticó a la fiscal por dar la impresión de que se maquillan delitos y que no se clasifican de una manera correcta.

Al hacerse pública su ratificación, la funcionaria dijo estar convencida de que los cambios que han impulsado en la Fiscalía, han permitido dar justicia a muchas víctimas y a sus familias.

“Vamos a seguir adelante con esta transformación de la Fiscalía y lo vamos a hacer de la mano de las personas, de las y los colectivos, de la crítica y de la propuesta, que sabemos recibir y atender. Hoy puedo decirles que me siento orgullosa, junto con todas y todos mis compañeros, de pertenecer a la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y de ser parte de esta transformación que hemos construido”, dijo.

Las cifras de la fiscal vs. el incremento de violencia contra las mujeres

La fiscal mencionó la ‘reingeniería’ realizada para combatir la impunidad y la violencia contra las mujeres y resaltó que la Ciudad de México es la que más investiga y vincula a proceso a agresores de mujeres, al tiempo que incrementó la actividad ministerial, el número de órdenes de aprehensión obtenidas y cumplimentadas, las sentencias y las carpetas de investigación.

Sin embargo, para activistas, feministas e investigadoras en temas de justicia e impunidad, las cifras de la Fiscalía en cuanto a la reducción de feminicidios en la capital, se deben a una mala clasificación del delito. Afirmación que coincide con los datos presentados por el Secretariado Ejecutivo de Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Al corte del 30 de septiembre de 2023, las cifras sobre incidencia delictiva y llamadas al 9-1-1 sobre violencia de género, publicadas por la entidad, indican que las cifras de feminicidio en México alcanzaron los 625 casos, contra 968 del 2022, un incremento del 64.5 por ciento.

El Estado de México continúa siendo el estado con el mayor número de casos con 72, seguido de Nuevo León con 54; Ciudad de México y Veracruz con 40 y Morelos con 36.  Sin embargo, en cuanto a mujeres víctimas de homicidio doloso la cifra sube a mil 955, más del 50 por ciento respecto a los feminicidios, siendo Guanajuato y Estado de México, los primeros lugares y la Ciudad de México en el número 13.  Los homicidios dolosos reportados en el 2022 fueron de 2 mil 807 casos.

CIMAC Noticias

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *