Monreal se sigue separando de Morena

diciembre 16, 2022
minutos de lectura

Ciudad de México.– “Es un asunto de carácter personal y no debe ofender a nadie”, dijo la noche del miércoles el Senador Ricardo Monreal Ávila al anunciar su voto en contra del Plan B de Reforma Electoral del Presidente Andrés Manuel López Obrador. “A nadie debe extrañar que asumamos con integridad nuestros actos, no soy ingenuo y sé a lo que me enfrento, lo único que quiero es que se respete la Constitución”, sostuvo luego de anunciar un paquete de 300 reservas que fueron rechazadas por Morena, el partido al que lidera en el Senado y con el cual se ha ido distanciado por decisiones como la que asumió durante la discusión de la propuesta avalada por el Congreso.

No es la única vez que el Senador Monreal ha asumido una postura distinta a la de su partido y a la del Presidente. En septiembre pasado sucedió lo mismo cuando se abstuvo de votar la reforma que sumó a la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). En esa ocasión, López Obrador ​​manifestó su inconformidad e indicó que con su decisión el Senador Monreal avalaba “la falsedad, la hipocresía y la politiquería del conservadurismo de México”, pero ahora el Jefe del Ejecutivo Federal descartó que vaya a haber “una purga” en Morena, en referencia a la decisión de Ricardo Monreal.

“Nada de purgas por convicción y además porque no queremos que vayan a usar una actitud de intolerancia para afianzar la creencia conservadora de que somos estalinistas. No, nosotros tenemos una ventaja, una dicha enorme, tenemos un pueblo muy politizado que pone a cada quien en su lugar”, expresó el Presidente durante su conferencia de prensa mañanera del día de ayer, una declaración que para Monreal significó la “tolerancia” y “respeto” de López Obrador, a quien llamó un “demócrata”. Lo cierto es que entre ambos hay un distanciamiento que aunque en un principio acercó al Senador a la oposición, ahora lo tiene en un limbo dentro de su propio partido, del que siempre se ha asumido como un fundador.

Pero aunque el Presidente descartó una “purga” por la decisión del Senador Ricardo Monreal de votar en contra de la Reforma Electoral impulsada por él, el Estatuto del Grupo Parlamentario de Morena en el Senado prevé la remoción del coordinador si así lo determinan la mayoría de sus integrantes.

“Muchos no estuvimos de acuerdo con su postura, la mayoría. Fue muy importante porque Morena se mantuvo unida en lo fundamental al interior del Senado, aunque había compañeros que plantearon apoyar, ayudar en el mismo sentido de Monreal con el voto de ellos, hubo dos compañeros que votaron pero había más”, comentó la noche de ayer el Senador José Narro Céspedes en entrevista con Alejandro Páez Varela y Álvaro Delgado en el programa Los Periodistas que se transmite en SinEmbargo Al Aire.

Céspedes, Senador por Zacatecas, el estado de Monreal, dijo que el Grupo Parlamentario “lo que ha planteado es no hacer una purga, no iniciar un ataque contra él, la posición del Presidente y de todos nosotros es si él decide salir adelante, pero nosotros no decidimos darle la salida”.

“Lo que se ve claramente lo que se puede notar es que él ya no tiene franco consenso, había ocho senadores que es lo que tengo de información que pudieron haber votado con él, es un grupo minoritario de los 60-61 de morena, se ve que ya no tiene el consenso que tuvo en el pasado, y que la gente se está definiendo más por mantener y tener claridad. La alianza es con el Presidente, es el gran aliado de Morena”, expuso Narro Céspedes.

El Artículo 19 del Estatuto de la bancada establece que el coordinador general podrá ser removido “cuando se compruebe que ha incurrido en actos o hechos ilícitos o contrarios al presente reglamento, a los Estatutos, o a lo determinado por la Asamblea General”, la cual es “la máxima autoridad en las decisiones y resoluciones que adopten sus integrantes”, según la fracción primera del artículo 13.

Es decir, está en manos de la mayoría de los senadores remover a Monreal, aunque se ve remoto que lo hagan en el corto plazo. El mismo estatuto señala que las actividades de los legisladores del Grupo Parlamentario deberán estar orientadas, entre otros puntos, a “garantizar la propuesta política programática representada por Morena”.

En la hipótesis de que Monreal sea removido de su encargo como coordinador, se requiere “la mayoría de votos de los integrantes del Grupo Parlamentario”. La fracción X del Artículo 13 dice:

“Las determinaciones o decisiones de la Asamblea General se tomarán preferentemente por consenso o por votación económica de por lo menos el cincuenta por ciento más uno de los asistentes, sus acuerdos serán de observancia general y obligatoria para todos los miembros del Grupo Parlamentario”.

En las últimas semanas se han vuelto evidente las diferencias que existen en el Grupo Parlamentario de Morena en el Senado con su coordinador. “Creo que el Senador Ricardo Monreal tiene que definir pronto si va a continuar acompañando la 4T o va a estar más cerca de la oposición porque es incómodo que él esté dialogando con la oposición en un tono más fraterno que con sus compañeras y compañeros de partido, es incómodo que tenga posiciones en contra del Presidente, en contra de la agenda de la transformación sobre todo como coordinador”, dijo la Senadora Citlalli Hernández, quien también es Secretaria General de Morena, el pasado 28 de noviembre en una entrevista con SinEmbargo Al Aire.

No es el único reclamo. “Acercarse tanto a la derecha, a mí me parece, a la mayoría de quienes estamos en el movimiento, que no son buenas señales”, se quejó el pasado 29 de noviembre en declaraciones a la prensa el Senador César Cravioto, luego de que Ricardo Monreal acordara con el Diputado Santiago Creel Miranda una posible gira para la reconciliación del país. “El propio Senador Ricardo Monreal, ahora que está en España, tiene que hacer una reflexión de sus propias posiciones políticas, porque no están siendo respaldadas por la mayoría del obradorismo”.

El dirigente nacional de Morena, Mario Delgado, también consideró por esos mismos días que el Senador Monreal ha generado rechazo del partido guinda por su acercamiento con la oposición. “Él tendría que hacer un esfuerzo extraordinario de reconciliación con los simpatizantes y militantes de nuestro movimiento”, dijo Delgado un día después de la marcha convocada por el Presidente López Obrador, en la que el nombre del Senador Monreal fue vituperado por los asistentes a la movilización.

Ayer, Ricardo Monreal manifestó no ser parte el bloque de la oposición a pesar de que presentó su voto en contra y negó que su decisión haya sido orientada a buscar un espacio político. Asimismo, afirmó tener muy clara su posición dentro del Grupo Parlamentario. “Mi motivación es la defensa de la Constitución, estrictamente”, sostuvo.

No obstante, durante la discusión del Plan B electoral —contra el cual votó Monreal​​—, la Senadora Ana Lilia Rivera pareció enviar un mensaje a su coordinador: “La condición de lealtad al principio de lealtad, al principio de valores éticos y morales de la Cuarta Transformación nos obliga a no ser tibios, a no ser cobardes, a darle la cara a México porque nosotros no somos serviles de hombres, creemos, tenemos fe en que lo que estamos haciendo es lo correcto, y si no lo fuera enmendará la plana la autoridad que corresponda, pero este grupo parlamentario no es de sueltos, no es de traidores”.

El rechazo de Monreal a la Reforma Electoral del Presidente ocurrió luego de semanas en que se le pidiera definirse, una demanda que provino tanto de Morena como de la oposición a raíz de que se especulara sobre su salida del oficialismo por haber sido relegado del proceso interno rumbo a la contienda presidencial de 2024.

El que su nombre no haya sido mencionado entre los presidenciables que ha enlistado el Presidente López Obrador ha llevado a Monreal a decirse menospreciado y a aproximarse al bloque opositor, que aunque reconoció haber entablado pláticas con el líder de Morena en el Senado, ahora le ha cerrado la puerta de cara a la contienda de 2024.

“Con esta posición que demostró (en la discusión del Plan B) pareciera que durante mucho tiempo Monreal estuvo jugando con Dios y con el diablo, queriendo quedar bien con uno y con otro. Eso no es posible y se quedó prácticamente solo a final de cuentas”, dijo ayer Jesús Zambrano Grijalva, dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en entrevista con Carlos Zúñiga para Milenio Televisión.

El Senador Monreal ha manifestado en más de una ocasión su desacuerdo con el proceso interno en Morena para la designación de la candidatura para 2024. Aunque el Presidente ha puesto sobre la mesa el método de la encuesta, Monreal y su equipo han puesto en duda la parcialidad de esta herramienta.

El escenario actual en el que se encuentra el Senador Monreal es muy similar al de 2017. En aquel entonces manifestó su inconformidad y amagó con dejar el partido, incluso no descartó ser candidato independiente o de algún otro partido. El asunto se zanjó cuando se reunió con López Obrador, quien en aquel entonces dijo que hablaría con él para que no se fuera a Movimiento Ciudadano o al PAN o al PRD o al PRI. El resultado, como han reconocido el Presidente y el Senador, fue el cargo que ahora ocupa Monreal: la coordinación de Morena en la Cámara Alta.

Lo que ha sido visto como una estrategia funcionó en 2017 y según algunos observadores busca replicarla de cara a 2024 porque pese al desgaste en Morena, el Senador Monreal ocupa además de su posición como coordinador de Morena en el Senado la presidencia de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), el órgano legislativo de la Cámara Alta en donde los representantes de todos los partidos se sientan a dialogar para atender las distintas rutas legislativas que llegan a esta instancia.

Precisamente es por esto que para algunos la posición de Monreal es un método de negociación: se deja ver con dirigentes de otros partidos, presiona en tiempos previos a la selección de candidatos, se dice maltratado y luego se acomoda. Porque así pasó en 2017 y sobre todo porque su familia tiene importantes posiciones en Morena. Su hermano, David, es Gobernador de Zacatecas, otro es Alcalde y buena parte de su familia se dedica a la función pública gracias a su persistencia pero, sobre todo, gracias al partido guinda.

Aunque para el Senador Narro Céspedes, el camino de Monreal puede seguir dos opciones: “Se abre definitivamente de Morena y construye una propuesta por afuera del proyecto (…) o la otra, que él decida salirse del Senado, pedir licencia, y abrir baraja dentro de Morena, plantear su candidatura, no rompe con morena y abre su candidatura, aunque él sabe que sí trae gente a favor sabe que la estructura en su gran mayoría está en contra”.
Lee la nota completa en SinEmbargo

1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Síguenos en

Versión impresa

Don't Miss