Lun. Feb 26, 2024

Ciudad de México.- A pesar de que el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2023 (PEF 2023) cuenta con un anexo específico para procurar la igualdad entre mujeres y hombres, diputadas y activistas afirman que el dinero de este rubro no está ni cerca de cumplir el objetivo que se propone.

Durante un parlamento abierto celebrado en la Cámara de Diputados este 19 de octubre, varias diputadas, funcionarias y activistas analizaron con detenimiento qué es lo que se está presupuestando en el famoso Anexo 13. Diversas opiniones hicieron énfasis en aquello que se viene discutiendo desde la publicación del proyecto: más de la mitad del dinero en este rubro se está destinando a los programas sociales protagonistas de la administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Es por eso que muchas de las asistentes a este parlamento están pidieron a las y los legisladores que el PEF 2023 se modifique antes de su aprobación. De lo contrario, insisten, la igualdad permanecerá sólo en el discurso mientras que, en la realidad, las mujeres estarían desapareciendo de los planes del gobierno.

Pese a argumentos del gobierno, programas de AMLO no tienen perspectiva de género

Uno de los argumentos de los que se ha valido la administración actual para incluir sus programas asistenciales en el Anexo 13 es que dichos programas están pensados con perspectiva de género; además, dicen, están enfocados en cerrar las brechas de desigualdad entre hombres y mujeres. Sin embargo, de acuerdo con la diputada del PAN Leticia Zepeda Martínez, la funcionaria Cecilia Aguilar Setién y la economista Magdalena García Hernández coinciden en que esto no es así.

Cecilia Aguilar Setién —directora general de Estadística Información y Formación en Género del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres)— explicó que algunos de los programas asistenciales están supuestamente enfocados en fortalecer el sistema nacional de cuidados y, así, disminuir la carga de las mujeres en las labores de trabajo doméstico no remunerado.

Un ejemplo de ello son las becas para niñas y niños en educación básica «Benito Juárez», las cuales tienen un presupuesto de más de 27 mil millones de pesos en el PEF 2023. Estas becas representan un alivio en la carga económica de las mujeres. Sin embargo, en muchos casos, siguen siendo ellas quienes se hacen cargo de administrar este y otros ingresos, así como de procurar todas las necesidades emergentes de la educación de sus hijas e hijos.

“Los programas están orientados a que las mujeres hagan más trabajo no remunerado”, afirma Aguilar Setién, y agrega que el problema se extiende a otros programas de vacunación y alimentación a nivel nacional.

Al respecto, la directora de Estadística del Inmujeres recordó que el Estado no es una beneficencia sino un organismo garante de derechos. Por lo tanto, más que asistencia, debe procurar una igualdad real entre hombres y mujeres.

Por su parte, Magdalena García Hernández aseveró que los programas sociales de la administración obradorista ni siquiera cuentan con indicadores de impacto que den cuenta sobre si realmente funcionan para cerrar brechas de desigualdad o no. También externó su preocupación de que, a pesar de ello, haya una fuerte negativa para que el proyecto del PEF 2023 se modifique.

Violencia y comunidades vulneradas históricamente quedan fuera del PEF 2023

Otra de las asistentes al parlamento fue Wendy Figueroa Morales, directora de la Red Nacional de Refugios. En comparación con los más de 27 mil millones para el programa de becas Benito Juárez, a dicha red únicamente se le están asignando poco más de 443 millones de pesos en el presupuesto de egresos del próximo año.

Figueroa expresó su frustración debido a que, desde el año antepasado, sus solicitudes sobre un aumento presupuestal no han sido escuchadas pese al incremento en la demanda de los refugios. También, pese a que en 2020 esos servicios fueron declarados esenciales por parte del mismo gobierno que se ha negado a dar el presupuesto completo de este 2022.

Además de esta falta de atención al tema de prevención de violencia, Magdalena García afirma que las mujeres indígenas prácticamente han quedado fuera del presupuesto 2023. Lo único que se está proyectando para ellas es un monto de poco más de 175 millones de pesos incluidos en el Programa para el Bienestar Integral de los Pueblos Indígenas.

Ante este panorama, las diputadas Leticia Zepeda y Johana Montserrat Hernández Pérez, Cecilia Aguilar Setién, Wendy Figueroa y Magdalena García Hernández exigen que el proyecto del PEF 2023 se modifique y se vuelvan a asignar los montos a programas realmente necesarios para las mujeres. Además, piden que esto se haga tomando en cuenta la inflación de los años siguientes y todas las alertas por violencia de género activas en las diferentes entidades de la República Mexicana.

“Nos desmantelaron todo el trabajo que habíamos hecho durante muchos años”, aseveró la economista Magdalena García. También agregó que las mujeres han perdido más de 30 mil millones de pesos en presupuestos durante los últimos años. Pero, ante esto, no se dejará de insistir para que las mujeres realmente se incluyan en el PEF 2023.

Lee el texto original en CIMAC Noticias

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Un comentario en «Las mujeres desaparecieron del Presupuesto 2023»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *