La Cereza de la Discordia

junio 18, 2023
minutos de lectura

CDMX.– El día después de las elecciones del 6 de junio de 2021, la Ciudad de México amaneció dividida en dos. La mitad de sus alcaldías estaban pintadas con los colores de la alianza entre los partidos Acción Nacional (PAN), de la Revolución Democrática (PRD) y Revolucionario Institucional (PRI), y la otra mitad del color guinda de Morena. Se trató de una gran victoria del bloque opositor, la única hasta el momento, al haberle quitado cuatro demarcaciones capitalinas al partido de la entonces Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo.

Las encuestas más recientes de El Financiero y Enkoll muestran una preferencia para que Morena mantenga las riendas en la Ciudad de México, pero analistas como el politólogo Gustavo López Montiel consideran que la contienda por la Jefatura de Gobierno podría estar más reñida e incluso implicar un riesgo para el oficialismo.

“Con la elección 2021, me parece que al final de cuentas no se reflejó la operación política [de Morena]”, expuso en entrevista con SinEmbargo. “Si Morena no refuerza sus capacidades de operación política y no hace que la gente salga a votar en las zonas en las que tiene fuerza –que es el Oriente, fundamentalmente–, si no sobrepasan sus propios límites de votación que ha tenido en las últimas elecciones, me parece que sí podría darse una elección muy competitiva donde podría darse la posibilidad de que Morena pierda“.

Pero otro aspecto clave de las próximas elecciones en la Ciudad de México es que la candidatura en la capital será utilizada como ficha de negociación para la definición de la candidatura presidencial, advirtió López.

Al momento, los perfiles para posibles candidatos tanto de parte de la coalición Morena-PT-PVEM como de Va por México han empezado a surgir lentamente. Del oficialismo están la Alcaldesa de Iztapalapa, Clara Brugada; el Secretario de Seguridad Ciudadana capitalino Omar García Harfuch; la Secretaria de Bienestar federal Adriana Montiel Reyes e incluso el dirigente nacional de Morena, Mario Delgado.

La Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Rosa Icela Rodríguez Velázquez, encabezaba las encuestas de preferencia para ser la candidata morenista a Jefa de Gobierno, pero el martes pasado anunció desde Palacio Nacional en conferencia de prensa que se mantendría al lado del Presidente Andrés Manuel López Obrador en su Gabinete hasta terminar el sexenio.

“El peligro real está en la división que se da en torno, no en que haya más candidatos para Morena, sino a que haya estructuras que se muevan a otros partidos y que aún diciendo que apoyan a Morena, en los hechos apoyen a otros partidos, como se ha dado y lo hemos visto en la distribución de las alcaldías”, indicó López.

“Me parece que en la negociación interna se va a determinar quién va a ser candidato o candidata en la elección local, como un elemento que sirve para la negociación”, expuso, a la par que advirtió que esta decisión podría provocar una ruptura al interior del movimiento Juntos Hacemos Historia.

“Se puede generar [una ruptura similar a lo que pasó en las elecciones de Coahuila], y de hecho ya se ha generado [en ocasiones previas], nada más que los grupos que se dividen no han tenido la posibilidad efectiva de generar una estructura electoral”, profundizó. “Varios candidatos o candidatas que ha habido, particularmente independientes, en las últimas elecciones han salido precisamente de la pugna que ha habido –dentro del PRD o de Morena– por la candidatura”.

En Va por México, algunos personajes que han alzado la mano para gobernar la Ciudad de México son la Senadora panista Xóchitl Gálvez, y los alcaldes de Benito Juárez, Santiago Taboada; de Cuajimalpa, Adrián Rubalcava; y de Álvaro Obregón, Lía Limón.

No obstante, el exconsejero del Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM), Eduardo Huchim, advirtió que no se vislumbra un abanico claro de posibles candidatos desde la oposición, lo mismo que ha pasado con los presidenciables.

“A la oposición yo la sigo viendo pasmada. Todavía no se da el arranque, no solamente formal, sino digamos el movimiento [para seleccionar a candidatos] que ya debería estarse dando para no quedar rezagados. En tanto, en Morena ya existe una baraja para la decisión en el caso de la Ciudad de México, pero no existe en la oposición esa baraja todavía, o está muy incierta”.

RECUPERAR TERRENO TRAS EL 2021

Hace dos años, explicó el politólogo López, se reflejó el deterioro de la opinión de los y las habitantes capitalinos sobre el Gobierno federal en su voto. A partir de su desempeño, se buscó “asustar” a los sectores de clase media y media alta que habitan sobre todo en la zona poniente de la Ciudad de México, quienes salieron a votar en contra de Morena.

“En la segunda dimensión, me parece que hubo una posición de confianza por parte de la Jefatura de Gobierno en torno al posible resultado que se iba a generar, creo que por un lado asumieron que como siempre ganaba, iban a ganar la mayor parte de las alcaldías y de las diputaciones. Sin embargo, me parece que también hubo una falta de operación política al grado de que la propia Jefa de Gobierno perdió la Alcaldía en la que ella había sido Alcaldesa y perdió los distritos alrededor”.

Cierto es que Morena llegó a las elecciones de 2021 con la reciente tragedia del colapso de la Línea 12 del Metro, en la que fallecieron casi una treintena de personas y otras cien resultaron lesionadas la noche del 3 de mayo de dicho año. Desde entonces, ocurrió igualmente el choque de vagones en la Línea 3 el 7 de enero del año en curso, en el cual perdió la vida la joven estudiante Yaretzi Hernández.

Del lado de la oposición, varios funcionarios de la Alcaldía Benito Juárez de la actual administración y la del panista Jorge Romero han sido detenidos o señalados por su supuesto involucramiento en el Cártel Inmobiliario, una trama de corrupción en la construcción de viviendas en la demarcación. Igualmente, vecinos de las alcaldías Benito Juárez y Miguel Hidalgo buscaron iniciar un proceso de votación para la revocación de mandato de los gobernantes Santiago Taboada y Mauricio Tabe, respectivamente.

“El caso del Cártel Inmobiliario es posible que tenga incidencia [en la votación], sobre todo en la Alcaldía Benito Juárez, y creo que ahí la oposición tiene hoy su mayor obstáculo porque remontar de esta cauda de acusaciones contra líderes del Partido Acción Nacional va a ser difícil”, consideró el exconsejero electoral de la Ciudad de México Huchim.

LOS CANDIDATOS

La encuesta más recientes de El Financiero, publicada el 21 de mayo, advirtió que Morena y sus aliados tienen una ventaja de 11 puntos porcentuales por encima de la coalición Va por México en la capital del país con un total de 52 por ciento de preferencia. Por su parte, la encuestadora Enkoll publicó el 15 de marzo que la alianza Morena-PT-PVEM tenía una preferencia efectiva de 51 puntos en las elecciones de Jefatura de Gobierno, mientras que el PAN-PRI-PRD tenía 39 puntos.

Dentro de los posibles candidatos de Morena, la ventaja en ese momento en la encuesta de El Financiero la tenía Rosa Icela Rodríguez y Clara Brugada, ambas con 17 por ciento, aunque la primera mujer anunció este martes que desistiría del proceso para mantenerse en el Gabinete federal.

En segundo lugar de la preferencia en la encuesta antes citada se encontraba el jefe de Seguridad capitalina, Omar García Harfuch; y el Secretario de Gobernación Martí Batres, ambos con 12 por ciento. No obstante, Batres asumió la Jefatura de Gobierno de manera interina a la salida de Claudia Sheinbaum, quien se sumó de lleno a la interna de Morena para la sucesión presidencial, a la par que Harfuch fue ratificado como el Jefe Policial por la ahora exjefa de Gobierno.

“Me parece que quienes sean candidatos van a ser definitorios”, opinó al respecto el exconsejero electoral Huchim. “Desde luego hay un sector de la población que representa el voto duro, tanto del partido en turno de Morena como los partidos de oposición (…) pero un factor que seguramente tienen presente los dirigentes de la oposición es que la suma de siglas no significa necesariamente la suma de votos”.

“Por ejemplo, hay panistas que no aceptan que el PRI, su adversario de muchas décadas, esté ahora con su partido. En consecuencia, dependerá mucho de quién sea el candidato y es aquí donde tiene la importancia de quién designen”, remarcó.

Del lado de la coalición opositora, la líder de preferencias era la Senadora panista Xóchitl Gálvez con 18 por ciento, seguida de su compañera de bancada Kenia López Rabadán con nueve por ciento, el Alcalde de Benito Juárez Santiago Taboada (PAN) con ocho por ciento, y los alcaldes de Cuajimalpa y Álvaro Obregón, Adrián Rubalcava (PRI) y Lía Limón (PAN), respectivamente, con seis por ciento cada uno.

Con la encuesta de Enkoll, la preferencia de candidatura para la Jefatura por parte de Morena la lideraba Omar García Harfuch con 35 puntos, seguido por la Alcaldesa Clara Brugada con 23 puntos; mientras que por parte de Acción Nacional lideraba Xóchitl Gálvez con 31 puntos entre sus compañeros de la alianza.

Sin embargo, al preguntar “Si el día de hoy fueran las elecciones para Jefe o Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, ¿por cuál de los siguientes candidatos o partidos políticos votaría usted?”, el 57 por ciento de las personas encuestadas contestaron a favor de Harfuch y 32 por ciento por Gálvez.

“De quienes no terminan de aceptar que su partido [ya sea el PRI o el PAN] esté vinculado al otro, si no hay un candidato que les satisfaga, no van a votar por ese candidato aunque sea postulado por una alianza”, anotó Huchim. “Y el voto no necesariamente va a ir a Morena, podría ser un voto por la abstención o por un candidato independiente, y otro destino que no sea el de su partido de toda la vida”.

SinEmbargo

TE PUEDE INTERESAR:

1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Síguenos en

Versión impresa

Don't Miss