Vie. Mar 1, 2024
Caro Quintero amparo

Rafael Caro Quintero, uno de los fundadores del extinto Cártel de Guadalajara, reclamó actos de tortura y malos trato de parte de las autoridades del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) del Altiplano, en el Estado de México, donde se encuentra recluido tras ser detenido el pasado 15 de julio en el municipio Choix, Sinaloa. 

Ante ello presentó un amparo ante el juez del Octavo Juzgado de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México, donde el juzgador resolvió otorgarle la protección de justicia para que cesen estos actos.

De acuerdo con los archivos judiciales, el narcotraficante reclama “la incomunicación, segregación, aislamiento, cautiverio con tormentos físicos y psicológicos, malos tratos, abuso de autoridad, tortura y lesiones que ponen en riesgo la vida”.

Al respecto, el juez decretó de plano y oficio la suspensión contra los actos reclamados a favor de Caro Quintero y ordenó a las autoridades el cumplimiento de las medidas de protección en un plazo no mayor a 24 horas.

Se trata de la segunda victoria de Rafael Caro Quintero a nivel judicial, toda vez que el pasado 2 de agosto, la Jueza Primero de Distrito de Amparos y Juicios Federales en el Estado de México, Abigaíl Ocampo, le concedió una suspensión definitiva para que no pueda ser extraditado a Estados Unidos.

Esta decisión aún puede ser impugnada por la Fiscalía General de la República (FGR), no obstante, en lo que se define, el capo permanecerá en el país.

Caro Quintero era buscado por el gobierno de México y Estados Unidos por su presunta participación en el secuestro, tortura y asesinato de Enrique “Kiki” Camarena, agente de la Administración de Control de Drogas estadounidense (DEA).

En Estados Unidos, es acusado de 10 cargos relacionados con narcotráfico, crimen organizado y agresiones y asesinatos contra agentes federales y ciudadanos de Estados Unidos, según la acusación que fue desclasificada por el gobierno norteamericano.

TE RECOMENDAMOS LEER:

Juez admite a trámite amparo de Caro Quintero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *