Vie. Feb 23, 2024

BUENOS AIRES. El proyecto de “ley ómnibus”, que sienta las bases del profundo plan de reformas impulsado por el presidente de Argentina, Javier Milei, afronta desde ayer su primer desafío parlamentario, en una maratoniana sesión en la Cámara de Diputados y protestas a las puertas del Congreso en contra de la iniciativa, que desde el día de su presentación, hasta ayer, cerca de 300 artículos de 664 han sido rechazados por la oposición y la Justicia.

La sesión en el pleno de la Cámara Baja comenzó a las 10:29 am, pero el debate en sí del proyecto de ley no empezó sino hasta tres horas después porque los diputados se demoraron en cuestiones de procedimientos, en un intento fallido del peronismo opositor de devolver el trámite a comisiones y en dilucidar cómo ha quedado redactada finalmente la iniciativa tras la exclusión de los casi 300 artículos.

Aún así, el presidente Milei busca avanzar con su plan de gobierno luego de negociar con legisladores aliados y opositores para aprobar en el Congreso las polémicas reformas.

Estas negociaciones llevaron al Gobierno a tomar la decisión de retirar el capítulo de reformas fiscales del proyecto, que incluía, entre otros, el aumento de los derechos de exportación y del impuesto a los bienes personales, un blanqueo de capitales y modificaciones a la fórmula de aumento de las jubilaciones.

También se excluyeron la transferencia al Tesoro Nacional de los activos (acciones minoritarias del Estado en empresas privadas) del Fondo de Garantía y Sustentabilidad del sistema de seguridad social; la reforma al régimen de pesca; las limitaciones al derecho de protesta; y los cambios en el sistema electoral, entre otros artículos del proyecto original.

Asimismo se quitaron a la petrolera YPF, la administradora de centrales nucleares Nucleoeléctrica, el Banco Nación y la empresa de satélites Arsat de la lista de 40 empresas que Milei pretende privatizar, una idea resistida por la oposición.

Sin embargo, permanecen artículos que han generado controversia, en especial aquel por el cual el Parlamento delega a Milei por un año, prorrogable a otro, amplias facultades que son propias del Legislativo en varios campos, incluyendo el económico, en virtud de la emergencia que vive Argentina, sumida en una grave situación fiscal, inflacionaria y social.

Espaldarazo de FMI

A las puertas del Congreso, organizaciones de izquierda, sociales, sindicales, de derechos humanos y ambientales protestaron contra el proyecto. La concentración se desarrolló en calma hasta que, en torno a las 17:30 hora local se generaron algunos incidentes.

Sin embargo, Milei recibió un espaldarazo del FMI, el directorio ejecutivo aprobó el desembolso de unos cuatro mil 700 millones de dólares a Argentina, para «apoyar» los esfuerzos del gobierno para restablecer «la estabilidad macroeconómica».

Desde que asumió el cargo hace menos de dos meses, Milei ha devaluado el peso un 50 por ciento, inició un proceso de liberación de precios y se propone modificar centenares de normas y leyes para tratar revertir una crisis que mantiene a más del 45 por ciento de los argentinos en la pobreza, con una inflación anual de 211 por ciento en 2023.

La directora del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, consideró que el gobierno de Milei «está tomando medidas audaces para restablecer la estabilidad macroeconómica».

EL SOL  DE MÉXICO

TE PUEDE INTERESAR:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *