Lun. Feb 26, 2024

Ciudad de México.- Con la presencia de la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos, atacada con ácido en 2019, el Congreso de la Ciudad de México aprobó por unanimidad la llamada Ley Malena, para proteger a las víctimas de la violencia ácida, además tipifica a las lesiones con ácido contra mujeres como tentativa de feminicidio y los ataques con sustancias químicas sean castigados con una pena de entre 8 y 12 años de prisión, de esta forma se dio un paso más en la protección de los derechos de las mujeres y las personas atacadas con ácido.

En el dictamen, procedente de las comisiones unidas de Igualdad de Género y de Administración, así como Procuración de Justicia que reforma, deroga y adiciona diversas disposiciones de la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de la Ciudad de México y del Código Penal capitalino, en materia de violencia ácida, se incluyó el concepto de “violencia ácida” en su articulado y ha reformado el Código Penal local para que los ataques con sustancias químicas sean castigados con cárcel de hasta 12 años para quien cometa esta agresión.

La decisión fue recibida entre aplausos y gritos de colectivas de mujeres, entre ellas, la propia María Elena Ríos, quien fue invitada a la votación, junto con Elisa Xolalpa, atacada con ácido por su pareja hace 22 años en la Ciudad de México y quien sigue esperando se haga justicia en su caso. “Abajo el patriarcado, que va a caer. Arriba el feminismo, que va a vencer”, han coreado las presentes en la tribuna de invitados.

La reforma del Código Penal incluye que las penas aumentarán en una mitad cuando se cause deformidad en rostro, haya daño de órganos o en casos en que la víctima sea niña, niño, adolescente o persona con discapacidad. También, se determinó que la conducta será considerada feminicidio en grado de tentativa, si el daño físico es permanente o si afecta a los órganos reproductores sexuales.

Además, incluyeron multas de 300 a 700 veces la unidad de medida a “quien cause un daño en la integridad física o salud, utilizando diversas sustancias y/o compuestos químicos, que provoquen lesiones internas, externas o ambas”. La iniciativa ha sido aprobada después de un año de trabajo entre legisladores, activistas, organizaciones e instituciones como la Fiscalía General de Justicia y la Comisión de Derechos Humanos.

Al fundamentar el dictamen, la presidenta de la Comisión de Género, Ana Francis López Bayghen Patiño, mencionó que en México no hay cifras ni registros oficiales precisos de ataques con ácido, sin embargo, la Fundación Carmen Sánchez, que brinda atención a mujeres afectadas por este tipo de agresiones, lleva un registro de 28 víctimas en las últimas dos décadas, en que el 85 por ciento de los casos, el autor intelectual fue un hombre. De ese total, cinco de los agresores eran parejas sentimentales de la víctima y 11 ex parejas. 

Regular violencia ácida

En recinto legislativo de Donceles y Allende, la diputada morenista indicó que la reforma busca regular la “violencia ácida” como un nuevo tipo de agresión contra las mujeres, que consiste en ataques con sustancias que buscan causar daño, a través de lesiones temporales o permanentes, internas o externas, que pueden provocar discapacidad o poner en peligro la vida.

Hasta ahora, este tipo de violencia solo era considerado como agravante dentro de un delito de lesiones. La medida, sin embargo, contempla que estos ataques puedan alcanzar el grado de tentativa de feminicidio -intento de feminicidio- si representan un daño severo para la víctima, lo que podría ser castigado con hasta 30 años de prisión.

En país sigue sin contar con estadísticas claras sobres ataques con ácido. Muchos de ellos no quedan contabilizados como tal en las fiscalías. Algunos son archivados como delitos de lesiones o como violencia familiar. De los mil 500 casos de ataques con ácido en todo el mundo que registró la organización Acid Survivors Trust International (ASTI) en su último informe, el 80 por ciento de las víctimas eran mujeres.

Con la aprobación de este instrumento legislativo se establece que la Secretaría de Salud contará con un lapso no mayor a 90 días naturales a la entrada en vigor del decreto para que en coordinación con las autoridades competentes y a efecto de llevar un registro oficial, remitan información y estadísticas sobre las personas atendidas en caso de violencia por ataques con ácido, sustancias químicas o corrosivas.

Atención integral a víctimas 

La Secretaría de las Mujeres en coordinación con las secretarías de Seguridad Ciudadana; Inclusión y Bienestar Social; Salud, y la Fiscalía General de Justicia, el Consejo para Prevenir y Erradicar la Discriminación, el Sistema Integral para el Desarrollo de la Familia y las comisiones Ejecutiva de Atención a Víctimas y de Derechos Humanos, formularán una política pública de atención integral a las víctimas. 

Entre las diversas adiciones aprobadas al Código Penal para el Distrito Federal, se establece que, a quien por sí o por interpósita persona cause lesiones por ataques con ácido, sustancias químicas o corrosivas, que provoquen lesiones ya sean internas, externas o ambas, se le impondrá de 8 a 12 años de prisión y multa de 300 a 600 veces la unidad de medida y actualización vigente.

Al razonar su voto, la legisladora de Morena, Marcela Fuente Castillo, quien presentó la iniciativa del presente dictamen, reconoció que urge atender y avanzar en este tema, y como primer lugar se requiere vincular la agresión como tentativa de feminicidio, estableciendo el término en la ley. Agregó que resulta fundamental la prevención y la reparación del daño. 

En el mismo sentido, la congresista de la Asociación Parlamentaria Mujeres Demócratas, Xóchitl Bravo Espinosa, señaló que otorgar herramientas a las autoridades encargadas de la impartición de justicia en la capital permitirá atender a las víctimas, que son en su mayoría mujeres y mujeres transexuales, como logro ejemplar del dictamen. 

Por su parte, la diputada del PAN, Ana Jocelyn Villagrán Villasana, arropó la aprobación de la Ley Malena, que contribuirá a hacer justicia a las mujeres víctimas de este delito, e insistió en que los establecimientos mercantiles que venden los productos químicos que se utilizan para estos ataques –en particular ácido muriático y ácido sulfúrico-, tengan mayor control por parte de las alcaldías y se registre a las personas que los adquieran. 

Al razonar su voto, la legisladora de Morena, Miriam Valeria Cruz Flores, coincidió que la prevención es indispensable para la disminución de éste y otros delitos y reconoció que las acciones que competen al presente dictamen, representan un paso más en la lucha para garantizar los derechos de las mujeres en la capital de país.

CIMAC Noticias

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Un comentario en «Aprueban Ley contra la violencia ácida en CDMX»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *