Music = Sociedad

junio 22, 2023
minutos de lectura

Por Ximena Arriaga

Ya no quiero escribir, ya no puedo. Qué se puede escribir de un país donde pasa de todo, y se ha acostumbrado a todo. Anoche escuchaba una frase punzante, de esas a las que no sobrevives, lo dijo una madre de un colectivo que busca a sus desaparecidos: “¿qué cosecha un país donde se siembran cuerpos?”. 

La pregunta quedó en el aire, como todo lo que está degradándonos por dentro, el egoísmo, el individualismo, la recompensa fácil y superflua que esperamos por todo lo que hacemos, el desinterés, la intolerancia, incluso el disgusto por quien no está de acuerdo con nosotros. 

A lo mucho compartimos una publicación de búsqueda de algún desaparecido o una donación que se requiere, rezamos, compramos desechables ecológicos o aportamos al Teletón. No sé si no hemos entendido el papel del gobierno, o nuestro poder ante él, y lo importante de actuar mejor en el día a día. La indiferencia y comodidad nos invaden.

No puedo negar que me gusta “Ella baila sola”. Me gustó antes de saber que la cantaba Peso Pluma, y la nueva sesión con Bizarrap… Amé como muchos su carita de contento… Doble P ha conquistado al mundo, llevando sus corridos urbanos a lugares impensables. No es que sea un “invento” de su autoría esta cultura, únicamente es la ACTUAL. 

Nuestra normalidad la vivimos entre artículos de marca, RRSS, armas, violencia, impunidad, desprecio, venganza, peda y drogas. No esperemos más. La música es un reflejo del entorno y el nuestro se está jodiendo.

Por otra parte, odio que la gente se queje de cierto “tipo” de música como si una fuera mejor que la otra, göey… Ni tu superioridad moral es creíble porque no tendrías que estar diciendo que eres superior, sencillamente se notaría si lo fueras, ni cierto género es más nice o más corriente que otro. Simplemente la cultura es un conjunto de expresiones, de quién es la sociedad. Si no te gusta, lo que habría que cambiar es la forma que te desenvuelves y aportas al cambio. Sé lo que harás, criticar y darle next a la rola.

Dicen que Albert Einstein escribió: “Preocúpate por tu conciencia, más que por tu reputación. Tu conciencia es lo que eres. Tu reputación es lo que otros piensan de ti. Y lo que piensan de ti, no es tu problema”. Si actuáramos para el bien común siempre, con conciencia cosecharíamos otra sociedad, otra cultura, otra música. Sembraríamos vida y no muerte.

Estamos jugando a perdernos… Y parece que vamos ganando, *se le ponen los ojos llorosos*. 

Si pensaron que escribiría sobre las elecciones de Coahuila, porque son recientes… No. Sólo espero que se acabe la despersonalización de la ciudadanía. Que dejen de ver a cada persona como un número, como un código de 500 pesos, como una foto con sus boletas, como una despensa, como una transacción a cambio del voto, sin nombre, sin historia, sin oportunidad, hundida en este mundo de intercambios. El otro año vuelve la oportunidad o el oportunismo electoral.

Ojalá un día tengamos el puto valor de hacer cada uno y todos los días, en donde estemos, lo que nos corresponde.

MÁS DE LA AUTORA: 

1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Síguenos en

Versión impresa

Don't Miss