Vie. Mar 1, 2024

Torreón, Coahuila. – Era la madrugada del 28 de enero del 2017 cuando Jorge Alejandro Ugarte Hernández de 24 años, arrancó a toda velocidad su automóvil para arrollar intencionalmente a la mujer que dijo que amaba, a la que le pidió matrimonio y con quien se había comprometido, Serymar Soto Azúa, de 21 años.

Los hechos se registraron sobre el bulevar La Libertad en la colonia Ciudad Nazas de Torreón, ella quedó gravemente herida, por lo que la internaron en el Hospital Club de Leones, donde le diagnosticaron muerte cerebral, así como múltiples heridas, y el 4 de febrero perdió la vida.

Tenían tres años de noviazgo y planeaban casarse el 9 de agosto de ese mismo año.

Él se fugó y fue localizado en agosto en Parral, Chihuahua, gracias al seguimiento de las autoridades y el esfuerzo de la familia se “Sery”, como le decían de cariño, para que se hiciera justicia.

“Huyó por seis meses, entonces yo hice una página en Facebook que se llama ´Los machos nos matan en México´, en donde se estuvo publicando la cara del asesino. Entonces, justo el día que se iban a casar, el 9 de agosto, subí una publicación de lo que nosotros esperábamos como familia de lo que debería ser la boda y el dolor que sentimos con la novia muerta”, dijo Sandra Soto, hermana de la víctima.

“Ese mismo día una persona me dijo dónde estaba ubicado, me dio su dirección exacta, su lugar de trabajo y horarios, y así lo capturaron”.

Tras su detención, se le vinculó a proceso y fue sentenciado a 46 años de prisión en noviembre del 2018.

Sin embargo, a 7 años del crimen, el feminicida promovió un amparo para que lo dejen en libertad absoluta, el cual está próximo a darse una resolución, por lo que los familiares de Serymar piden a las autoridades no dejarlo salir de la prisión.

“Su violencia previa, así como la alevosía, ventaja y traición quedaron comprobadas desde la primera sentencia y luego se ratificó con el recurso de apelación, pues la sentencia quedó firme, pero él insiste mediante el recurso de amparo que no se demostró su violencia, pero hay fotos, hay evidencia que se cotejaron en el proceso como pruebas plenas de la violencia previa, que terminó en el feminicidio con todas las lesiones provocadas con su acto, utilizando como instrumento su vehículo. Se demostró plenamente su delito”.

“No podemos dejar que le den libertad absoluta porque ella no va a recuperar su vida, pero él sí exige sus derechos y regresar a la calle. Yo también tengo miedo de que salga, ya que he encabezado esta lucha de justicia por mi hermana, pero también él representa un riesgo para todas las mujeres, porque los hombres violentos nunca cambian”.

Es por eso que pide el apoyo del gobernador Manolo Jiménez Salinas y el magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Coahuila, Miguel Mery Ayup.

Serymar dejó un niño que en aquel entonces tenía 3 años de edad, quien todos los días le extraña.

El Sol de la Laguna

TE RECOMENDAMOS LEER: 

Un comentario en «Feminicida de Serymar peleará por su libertad»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *