Mié. Feb 28, 2024

Acuña, Coahuila.- El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís destacó la fructífera alianza de su gobierno con las Fuerzas Armadas, esto durante la visita al nuevo cuartel de Acuña, una de las 17 instalaciones junto con un hospital que Coahuila tiene como parte de su infraestructura militar construida en los últimos años. 

Al acompañarlos en la celebración con motivo del primer año de operaciones del 26 Regimiento de Caballería, felicitó a quienes recibieron reconocimientos por su labor y a quienes ganaron en las recientes justas deportivas. 

De muy diversas formas hemos hecho patente nuestra confianza, respeto, admiración y gratitud a las Fuerzas Armadas”.

“Si Coahuila se encuentra hoy entre los estados más seguros de país, los más competitivos y atractivos a las inversiones productivas, se debe precisamente a que el Ejército y la Guardia Nacional son parte esencial de nuestras estrategias por la paz, coordinadas y permanentes con las corporaciones policiales, estatales y municipales”, sostuvo. 

Resaltó que gracias a esa estratégica alianza los intentos de civiles armados por ingresar a territorio coahuilense han resultado infructuosos, porque han sido repelidos por los operativos de reacción, inmediatos y contundentes, que se llevan a cabo entre las Policías, el Ejército y la Guardia Nacional.

De esta manera, recalcó, se ha establecido un sólido blindaje en las cinco regiones de la entidad contra el acecho del crimen.

El gobernador hizo una remembranza de cómo la historia de esta institución de grandeza está unida a las raíces de Coahuila y a las luchas que los revolucionarios libraron para que hoy podamos disfrutar de un México soberano y de libertades, con garantías a las prerrogativas fundamentales consagradas en la Constitución.

“Esta misma semana, con actos muy emotivos conmemoramos en nuestra tierra el Centenario Luctuoso del general Francisco Murguía López de Lara, quien encarnó la expresión de un revolucionario valeroso, de arrojo y patriotismo ejemplar. El general Francisco Murguía apostó todo a sus años de guerra, entregado por entero al movimiento del gobernador Carranza”, recordó.

Prueba de ello fue la larga década revolucionaria en la que acompañó al Primer Jefe del Ejército Constitucionalista en los momentos de las grandes batallas; en los días de zozobra; ante los peligros de la vida; en exitosas campañas militares, en el amargo destierro y finalmente en una muerte artera.

“Las campañas del general Murguía no podemos entenderlas sin la participación de cientos de héroes anónimos que, desde los muy variados lugares de nuestro estado, especialmente de las regiones Carbonífera y Norte, lo acompañaron desde 1911 a 1917″, dijo.

Hemos sido testigos de que el espíritu de honor, valor y sacrificio de nuestros héroes y revolucionarios leales a la Patria pervive en las mujeres y los hombres que integran hasta hoy las filas de las Fuerzas Armadas”.

Detalló su invaluable apoyo en la lucha que gobierno y sociedad libró contra el crimen organizado en los momentos más convulsos de violencia que padeció todo el país hace una década, y lo mismo su apoyo firme y solidario ante situaciones de emergencia generados por fenómenos de la naturaleza y en los operativos de atención a las familias y comunidades damnificadas.

También dijo que durante la fase crítica de la contingencia, con generosidad y nobleza, las y los militares participaron en las acciones para el control de la movilidad en las carreteras y en los accesos a las ciudades, además abrieron las puertas del Hospital Militar de Torreón para sumarse a los esquemas de atención a los pacientes con Covid-19, y fueron fundamentales en la transportación y organización de la primera etapa de vacunación, la cual gracias a su intervención se llevó a cabo con orden, transparencia y de manera ejemplar.

En reciprocidad, Riquelme Solís destacó que desde el inicio de su administración se propuso gestionar recursos para ampliar la infraestructura militar en la entidad, con prioridad para la Región Norte y la franja fronteriza por la persistencia de las bandas del narcotráfico de atravesar por el estado.

Así, con una inversión de recursos 100% estatales, el cuartel de Acuña, construido sobre una superficie superior a las 200 hectáreas con capacidad para albergar a 650 elementos, y donde actualmente se encuentran 450, con alojamientos para sus familias, comedor, áreas de servicios, de esparcimiento, estacionamientos, talleres de lavado, engrasado, mantenimiento de unidades y acceso monumental, obras complementarias y de urbanización, forman parte del objetivo de apoyarlos.

Con los recursos de las y los coahuilenses, se aportó el terreno, el financiamiento y equipamiento completo, en tanto que el proceso constructivo con los más altos estándares de calidad estuvo a cargo de la SEDENA.

Esta importante obra se integra a los mega cuarteles que operan en Piedras Negras, en Monclova-Frontera (en la Región Centro) y en San Pedro (en la Comarca Lagunera), infraestructura construida en colaboración con el Gobierno del Estado, por lo que actualmente en territorio coahuilense entre mega cuarteles y bases militares, hay 17 instalaciones y un hospital militar ubicado en Torreón, los cuales tienen la capacidad de albergar a 7 mil 500 efectivos y representan una inversión superior a los 2 mil 250 millones de pesos.

Al reiterar que bajo ninguna circunstancia su Gobierno permitirá que los detractores de la Ley y los enemigos del orden público ingresen al estado y pretendan vulnerar lo más valioso para los coahuilenses, que es la paz y la tranquilidad, el Gobernador manifestó que en su reciente gira de trabajo por la entidad se le refrendó al secretario de Gobernación, Adán Augusto López, la firme postura de fortalecer día a día la fructífera alianza con las Fuerzas Armadas.

TE RECOMENDAMOS LEER: 

2 comentarios en «Coahuila, seguro gracias al Ejército y la Guardia Nacional: Riquelme»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *