Jue. Dic 8, 2022

Diez mineros permanecen atrapados, mientras que otros cinco fueron rescatados tras el derrumbe de una mina ubicada cerca de la población de Agujita en el municipio de Sabinas, Coahuila, informó este jueves Laura Velázquez, coordinadora nacional de Protección Civil.

El accidente ocurrió este martes 3 de agosto a las 13:35 horas debido a la inundación de tres pozos comunicados en una mina de arrastre, donde se encontraban los trabajadores realizando sus actividades.

“Tenemos a 10 mineros atrapados y cinco mineros lesionados, mismos que lograron salir y se revisa la atención médica”, indicó Velázquez durante la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Detalló que los heridos fueron trasladados a una clínica del IMSS cercana a Sabinas, donde dos de ellos ya fueron dados de alta, permaneciendo tres mineros en hospitalización al momento.

El gobierno de México ya realiza un plan de acción, el cual incluye reuniones diarias con los familiares de los mineros que aún se encuentran atrapados, reducir el espejo de agua al interior de la mina, lo cual se apoyará con cinco bombas de extracción con las que ya se cuenta.

Una vez que se haya reducido el nivel del agua y si las condiciones de seguridad lo permiten ingresarán a la mina las brigadas de búsqueda y rescate.

Tras el derrumbe, de inmediato se activó el Plan DNIII-E, así como el Plan de Apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional. Por otra parte, se desplazó una misión para realizar acciones de coordinación y apoyo en la atención de la emergencia.

Agustín Radilla, subsecretario de Defensa, informó que de Santa Lucía se despegó una aeronave con equipo especializado para rescatar a los mineros atrapados, misma que acompañará a la aeronave de la Guardia Nacional para ayudar con las tareas de rescate.

Por su parte, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) desplazó 4 brigadistas y 400 metros de manguera para apoyar en las labores de extracción de agua al interior de la mina.

En el lugar se estableció un Puesto de Mando para coordinar la fuerza de tareas y administrar los recursos. Además en el lugar de los hechos ya se instalaron albergues, cocinas y espacios adecuados para los familiares de las víctimas, los cuales reciben constante comunicación sobre el caso.

El gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, lamentó el siniestro y dijo que pidió a las autoridades laborales y a la fiscalía local priorizar «el rescate de las personas atrapadas y posteriormente dar fe de los hechos».

En junio del año pasado, siete mineros murieron tras el colapso de otra mina de carbón en la región de Múzquiz, localizada también en Coahuila, el principal productor de dicho mineral en México.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.